CARLOS OCAMPO

El actor Michael J. Fox cumple 61 años mañana. En enero de este 2022 la editorial Libros Cúpula publicó No hay mejor momento que el futuro, un libro de memorias traducido por Fernando Garí Puig, cuyo título original en inglés es No Time Like The Future (2020, Lucky Gus). Su subtítulo: O cómo afronta la muerte un optimista.

Las tres películas de Regreso al futuro (de 1985, 1989 y 1990) habían deparado a Michael J. Fox (Alberta, Canadá, 1961) fama internacional. En 1991, el neurólogo le dijo cuál era el motivo de los dolores y el ligero temblor en un dedo que lo llevaron a la consulta: párkinson. «El médico me dijo que seguramente podría seguir trabajando otros diez años más, y yo por aquel entonces solo tenía 29», escribe en el mencionado libro.

Fox decidió seguir trabajando mientras pudiera. Sin hacer pública su dolencia. Estaba rodando la serie Spin City, en la que representaba el papel de Michael Flaherty y que en España emitió Telecinco bajo el título Spin City: Loca alcaldía, cuando no pudo seguir ocultándola: «Me costaba aparentar que me encontraba bien. Me sentía cada vez más preocupado por la posibilidad de que mis espasmos confundieran a los espectadores si estos no estaban al tanto de mi enfermedad y por la posibilidad de perderlos como público si llegaban a enterarse. ¿Seguirían pensando que soy gracioso si supieran que tengo párkinson?».

El 27 noviembre de 1998 podemos leer este titular en La Voz: «El actor Michael J. Fox revela que tiene el mal de Parkinson desde hace siete años». «El actor estadounidense Michael J. Fox […], de 36 años, confesó su dolencia a la revista People, en una entrevista en la que asegura que notó los primeros síntomas mientras trabajaba en un rodaje en Florida en 1991. Lo que comenzó como un ligero tic en un dedo pronto se convirtió en temblores que iban desde la mano hasta el hombro, indicó el actor en el número de la revista que se pone hoy a la venta», decía la noticia.

La Voz explicaba que los insistentes rumores de las revistas del corazón le hicieron imposible seguir ocultando la dolencia. Fox declaraba en People: «No lloro gritando: vaya tragedia». En vez de eso, se enfrentó a la enfermedad con un tratamiento «y una operación cerebral que ha conseguido mitigar los peores temblores».

Al año siguiente recibió su segundo Globo de Oro. «Somos tan afortunados de poder hacer lo que hacemos», dijo al recoger el premio, refiriéndose «al gran placer que le produce el hecho de trabajar en la industria del espectáculo», cuenta La Voz el 26 de enero de 1999.

Cruzar el canal pedaleando

Esta primera noticia es del 22 de marzo de 1979. «El piloto Bryan Allen vuela en el Gossamer Albatross […]. El aparato es una segunda generación […]. El piloto pedalea en un sistema parecido a la bicicleta y vuela a una velocidad de 18 kilómetros por hora a una altitud media de 10 metros».

Se trataba de un vuelo de prueba. El 13 de junio Allen consiguió cruzar el canal de la Mancha en su aparato. «Partió del puerto británico de Folkstone a las 4.50 GMT y aterrizó a las 8.00 en el cabo francés de Gris-Nez».

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies