Fernando Pariente.

El prestigio derivado de su actividad profesional como médico y de sus continuas incursiones en el campo de la cultura con sus libros y artículos contribuyeron a convertir a Domingo García-Sabell en una de las principales personalidades gallegas cuando la democracia quedó reinstaurada, después de la muerte de Franco. En 1979 fue elegido presidente de la Real Academia Gallega (RAG) y poco después delegado del Gobierno en Galicia. El mandato de García-Sabell en la RAG ha sido el más largo de toda su historia y uno de los más fructíferos. Gracias a su mediación la Academia llegó a un acuerdo con el Instituto da Lingua Galega para establecer de forma consensuada las normas ortográficas y morfológicas del idioma gallego, terminando con la disparidad existente hasta entonces. También durante su mandato entró en vigor la nueva Ley de Normalización Lingüística, que confió a la Real Academia Galega la autoridad normativizadora del gallego. García-Sabell dimitió de su cargo de presidente en 1997, cuando ya contaba 89 años de edad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies