El domingo de madrugada toca cambiar la hora del reloj. Bueno, y la del móvil, la del ordenador y demás cachivaches menos mal que se cambia sola, si no, nos tirábamos todo el domingo con el temita.El único consuelo es que este cambio es el de dormir más, porque a las tres vuelven a ser las dos. Como sabéis el motivo del doble cambio anual de hora es ahorrar energía, porque así volvemos a levantarnos de día durante el invierno, mientas que si no cambiáramos empezaríamos a trabajar y a estudiar todavía de noche, o sea, que tendríamos que encender luces. Sin embargo, los expertos creen que los cambios horarios «no tienen efectos significativos en el ahorro energético», mientras que manteniendo el mismo horario «se promueve una mejora en la salud, la economía, la seguridad y el medio ambiente». Así que el cambio horario acabará por suprimirse, lo que con el tiempo significará que España y otros países vuelvan a su horario solar (ahora mismo, en invierno vivimos una hora adelantados, y en verano, dos).

Eso sí, tened en cuenta que con el cambio los días más cortos del año (mediados de diciembre) anochecerá a las cinco.

Este es el tema que proponemos para el debate: ¿estáis de acuerdo con el cambio de hora, os parece una medida necesaria, os gusta? ¿Cómo veis vuestra vida cuando dentro de un año os tengáis que levantar dos horas antes de lo que lo hacéis ahora?

 

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies