Unas declaraciones del defensa del Deportivo Adrián Lapeña nos sirven para enmarcar el debate: «Que echen al entrenador no habla bien de nosotros». Hace poco más de una semana, el club de A Coruña destituyó a su entrenador, Borja Jiménez, y en su lugar fichó a Óscar Cano. El cambio de entrenador es la solución más habitual cuando los resultados son malos. Cada temporada asistimos a varios, porque, claro, siempre hay algún equipo que pierde. Cambiar de entrenador quizás es lo más fácil, aunque también puede que sea lo menos justo.

A raíz de este despido de entrenador, uno de los jugadores del Deportivo, Adrián Lapeña, dijo en rueda de prensa: «Nos fastidia a todos. Que destituyan al entrenador no habla bien de nosotros. Soy de los que piensan que los jugadores somos los que jugamos y tomamos decisiones. Siempre se dice que es más fácil echar a uno que a veinte, pero tenemos que saber que somos responsables y a nosotros nos fastidia cuando echan al jefe».

Y este es el tema que proponemos y que, a ser posible, se puede extrapolar a otros ámbitos de la vida: ¿cambiar al líder es la mejor solución o solo es lo más fácil?

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies