El tema del “dí-que-NO” surgió con motivo del Día Internacional del Tabaco y que se publicó en el suplemento “La Voz de la Escuela” (29/05/2019)

En un e.studio de Noticias anterior nos hemos fijado en “10 Técnicas directas” que se pueden utilizar frente a la propuesta que suele darse para el consumo de Tabaco.

-El 31 de mayo de todos los años, la Organización Mundial del Salud (OMS) y su asociados mundiales celebran ese día y presentan especialmente los riesgos y consecuencias negativas para la salud que tiene el tabaco para la salud pulmonar, que van desde el cáncer hasta enfermedades respiratorias crónicas, tal como se recoge en el e.studio de noticias anterior y que lleva el título de..… “Dí-que-No al tabaco” -Técnicas directas.
-Las “Técnicas directas” allí explicadas van numeradas del 1 al 10 y por eso comenzamos con el número 11 y restantes, terminando al final con una evaluación de cada una de las 20 formas de sistema “dí.que.no”, desarrollado en este caso bajo el título de “técnicas indirectas”.

 

….11. “Disco rayado”


-Otra de las técnicas más usadas por las gentes que no quieren decir NO, porque no les resulta fácil decirlo o porque creen que es mejor actuar de otra manera más suave con quien te ofrece algo que no te conviene, es la llamada «Disco rayado»: repetir siempre lo mismo, incluso imitando el sonido electrónico y automático de un robot que dice que «no-le­gusta» o respuesta «ne-ga-ti-va «.
-Incluye, sin duda, una cierta clase de humor; pero es una respuesta que se tiene a mano fácilmente, se impersonaliza y no tiene uno que dar demasiadas explicaciones. Es como si tuviera grabada la respuesta automática, y ¡no hay nada que hacer!, ya que suscita en el otro la resignación que, ante una máquina, no vale insistir ya que repetirá lo grabado cuantas veces sea necesario y sin atender a nuevos mensajes.
-Por supuesto que saber decir más cosas; pero, al hablar así, está indicando que no quiere entrar en la cuestión, al mismo tiempo que lo hace de una forma cómica.

***Actividades
11 .1 No cabe duda que, como otras técnicas, cuando a tí te proponen el «disco rayado», repitiéndote siempre lo mismo ante propuestas que haces, seguramente reaccionarás muy mal. Recuerda algún caso o vivencia tuya en este sentido: ¿conoces personas que actúan de «disco rayado» contigo? ¿Cuál es tu reacción?
11.2 Pero aquí no se trata de que sea la buena técnica para decir NO; más bien, es una técnica suplementaria cuando el decir NO resulta difícil e incluso poco conveniente. Por eso fíjate en qué pasa cuando la gente la usa: ¿logra echar las moscas fuera para que no le den la lata insistiendo en algo que no le conviene aceptar?
11.3 Cread una fábula o leed alguna de la literatura en la que alguien al que se le pretende engañar, repite siempre lo mismo, como un autómata. Representad la escena y acabad con un canto simbólico de esos que tienen un canon repetitivo.

 

12. «Salta-a-la-vista»


-Otra de las técnicas usuales para no dejarse sorprender por lo; demás es la de «identificarse»: que por algo externo (una chapa, un slogan en la camiseta o lo que fuere) la gente ya identifica de quién se trata y no se atreve o le resulta más difícil el invitarle a algo cuyo distintivo externo está en contradicción con lo que intentan ofrecerle. Le llamaremos, convencionalmente, un «salta a lavista».
-El «salta a la vista» impedirá muchas veces el que ni siquiera se les ocurra e meterse contigo en ciertos temas. Claro que esto supone, para que funcione bien, algunas cosas: una, que se trata de un convencimiento previo y no solamente de un símbolo externo indicativo, otra, que en personas un tanto frágiles se presta desde luego a una cierta tomadura de pelo y ciertas bromas: «ahí ése … el de la chapa … “
-Otras veces lleva también consigo el riesgo de que «el grupo de la chapa» con mensajes especiales en contra de algo se convierte en un grupo inflexible, predicador de buenas acciones y un tanto impermeable; con lo cual, más que vivir e integrarse con los demás, formarán a veces un grupo aparte.
-Pero, a pesar de los riesgos reales que esto tiene, la sociedad usa a menudo de estos símbolos externos, al menos para contrarrestar otras propagandas de inducción a lo contrario. Cuando se evita el fanatismo y cada uno se presenta, sin más, como es, puede servir de medida eficaz que evita propuestas y compromiso.

***Actividades
12.1 Supuestas las dificultades que este tipo de «salta-a-la-vista» pueda tener, qué frases se os ocurren para escribir, por ejemplo, en una camiseta, que no sean agresivas con los demás; pero que manifiesten claramente lo que sentís sobre un tema determinado.
12.2 Otro lenguaje gráfico sería, por ejemplo, el de un dibujo que exprese también vuestro sentimiento sobre ese tema.
12.3 De las cosas naturales que existen, ¿qué «mascota» os representaría mejor en el mundo animal y también en el mundo vegetal o mineral?

 

13. » … Puede ser … «


+ «Si tú lo dices, puede ser, quizá lleves razón»
-«Como que puede ser … ¡Es, y nada más!»
+»No digo que no lo sea … Puede que yo esté equivocado. Lo admito»
– » Y si admites que estás equivocado, ¿por qué no lo haces?»
+ «Porque puede que esté equivocado, pero también puede que no lo esté»
-«Siempre andas dándole vuelta a las cosas … ¡Eres un indeciso!»
+»Pues puede que sí … que sea un indeciso … si tú lo dices»
-«No solamente lo digo yo … ¡lo dice todo el mundo!»
+»Sí … puede ser que todo el mundo piense como tú»
-«Y si lo dice todo el mundo … ¿no serás un tipo raro que no haces caso a nadie?»
+»Sí … puede que sea un tipo raro»……

-Es el juego de concederle todo al que te propone algo que no te parece conveniente … concederle todo … menos el aceptar aquello a lo que te invita y que ciertamente no te parece coherente con tu manera de ser y comportarte. Es huir del riesgo, sin atacar demasiado al que te dice u ofrece algo, y contestándole que «puede que tenga razón».
-De algún modo, se trata de no entrar en discusión sobre razones parciales que te pueden meter en el lío. Puede ser que incluso muchas de las razones intermedias que se te ofrecen sean aceptables; pero unas, liadas con otras, te llevarían seguramente a un final no aceptable. Por otra parte, concediendo todo, lo que sí queda claro es que NO vas a admitir la propuesta final, que tú consideras nociva claramente para tí.

***Actividades
13.1 Explicada la técnica, comprobar hasta qué punto se da en la realidad: que cada uno recuerde si la ha oído usar o padecido en algún caso y cuál ha sido la reacción consiguiente.
13 .2 Construir un diálogo en el que uno hace de incitador a algo y otro sólo admite razones y afirmaciones que no le comprometen, usando la técnica «puede ser»; pero no cede en absoluto cuando se le oferta algo que no le conviene y que está decidido a no admitir: «Bueno, puede ser que los demás me vean de ese modo … pero esto no lo voy a hacer» … «Quizá me equivoque y lleves tú razón … pero eso no os lo voy a aceptar» …

 

14. “Preguntón insistente”


+ «Bueno, ¿y después de esto, qué pasa?»
– «Pues no pasa nada … ¿qué va a pasar?»
+O sea que tengo un miedo injustificado, ¿no es eso?»
-«Sí … la gente exagera mucho las cosas … quiere meter miedo»
+ Busca eso, ¿no? … Meternos miedo»
-«Claro que lo busca … ¡Pero a mí me da igual». Yo no tengo miedo alguno».
+»Me ves con cara de asustado, ¿no? … En cambio tú no tienes miedo ninguno».
-«A ti te han comido el coco … y cualquier cosa te asusta»
+»Si, eso me asusta … ¿Por qué crees que será así?»
-«¡Me estás tomando el pelo!»
+»Esa impresión te doy?»
* El volverse un «preguntón» destroza al otro que con todo entusiasmo ofrece algo de dudosa aceptación. Es meterle en una cadena de preguntas que acaba con reventar las ganas de responder y lo manada todo a paseo.
* La técnica de «preguntón», además de cansar al otro, tiene también una base real: que a veces no hay buenas respuestas para convencer de algo que no está claro que sea conveniente. Al verse arrinconado con preguntas, además del cansancio con un sin número de ellas, la persona no sabe por dónde salir y se desespera con el «me estás tomando el pelo». En cierto modo, así es; pero es la defensa del que no se atreve, no sabe o no puede decir NO abiertamente. Es un recurso; que, por otra parte, le funciona bastante bien en algunas ocasiones en las que es posible formular preguntas.

***Actividades
14.1 Imagínate que te ofrecen el no ir a clase y darte en cambio un paseo por los grandes almacenes donde, en tiempo de rebajos, es posible que no se den cuenta demasiado pronto si coges algo y te lo llevas sin pagar. Construid entre dos un diálogo, usando uno la oferta de abandonar la clase e ir a las rebajas, y usando el otro la técnica de «preguntón».
14.2 ¿Usaron contigo alguna vez esta técnica del «preguntón»? ¿Cuál ha sido el resultado, tanto para ti como para el que la usó contigo?

 

15. “Me las piro”


Eso es lo que hace mucha gente cuando no ve cómo salir de un apuro: «me voy», «me las piro», que dicen muchos.
A veces no llegan ni al formulario, pero se van; buscan cualquier distracción, fingen quizá que alguien les llama y se van, sin decir nada. O, en todo caso, se despiden cortésmente.
Son personas que adivinan que allí va a pasar algo que le puede comprometer y, antes de que la presión se haga intolerable, se van. Huelen con facilidad el riesgo, miran alrededor, ven que allí pasa o puede pasar algo … y se largan. Al día siguiente, alguien les dice: «¡de menuda te libraste!» o, al contrario:
«Nos lo hemos pasado pipa … no sé por que te fuiste … eres un soso «. Pero, al fin y al cabo, la persona se fue de un riesgo que no quería correr.
La técnica de adivinar riesgos no es fácil, pero sí se pueden aprender en muchas situaciones qué tipo de detalles son significativos, ya que las cosas no suelen suceder de repente. Una forma de verlo es, por ejemplo, examinar en directo qué pasó antes de tomar una decisión que sabías que no te iba a sentar bien y lo hiciste porque alguien te impulsó a ello. Existen, al menos, cuatro lenguajes básicos que preceden a decisiones mal tomadas:
-«Me siento mal, disgustado, me la han jugado» (emocional)
-«Estoy agotado. ¡Todo el día arreando duro! Me duele todo» (fisiológica)
-«Siempre andas con los mismos. Ven que te presento yo a alguien de verdad» (grupal) -«Dicen que aquí hay un ambiente fenomenal y que nadie te conoce . ¿Vamos? » (físico)

***Actividades
15.1 ¿En qué ocasiones el «me las piro» parece necesario? ¿Por qué?
15 .2 Citad algunos ejemplos de situaciones que emiten señales de riesgo: ¿cuáles pueden ser estas señales?
15 .3 A veces, en las películas de cine, la gente adivina qué va a pasar, dando a entender señales previas en las que la gente dice: «¿ Ahí va … dónde se mete … !» ¿Podríais recordar alguna escena de este tipo que te haya gustado?

 

16. “Espejo”


La técnica de «espejo» consiste en reflejar de verdad lo que el otro dice, usando incluso sus propias palabras, o al menos, reflejando con exactitud lo que comunican.
Esto se logra, en primer lugar, atendiendo de verdad a lo que te dicen. La gente, cuando atiende de verdad, suele usar palabras tales como «muy bien», «entiendo», «ya», «sí» … Desde luego, no es que uno tenga que usar necesariamente esos monosílabos. Lo importante es que demuestre que está atendiendo y eso lo manifes­tará de algún modo natural para él, a través de gestos, de tono de la voz, de palabras.
En segundo lugar, repitiendo a voces las últimas palabras del que te está hablando o bus­cando palabras parecidas que resuman con fidelidad lo que dijo:
+ «Te propongo que nos marchemos hoy a la hora de clase»
-«Eso, eso. Total, ni se van a enterar»
+ » … no nos van a echar de menos … »
-Y aunque nos echaran de menos, a mí me da igual»
+ » … no te importa»
-«No me importa nada. Tampoco la gente cuenta contigo … De manera que, venga, nos vamos y, si preguntan por nosotros, que averigüen dónde estamos».
+ » … me propones que nos vayamos sin más».

En tercer lugar, preguntando de verdad si has entendido bien lo que te proponen: «¿Es esto lo que dices?», «¿Te he entendido bien?» …

*** Actividades
16.1 La Técnica de «espejo» no es una burla, repitiendo sin más lo que el otro dice. Es una forma de ayudar a reflexionar, comprendiendo lo que te propone y, al mismo tiempo, dándole espacio para que el otro, si quiere, reflexione también.
16.2 A veces, el que nos propone algo que no nos parece conveniente, trata de manipularnos y no entrar en razones: nos urge, nos angustia. La técnica de «reflejo» es una técnica ponderada de enfriamiento, por la que demostramos que hemos entendido muy bien lo que nos propone, pero que de verdad vamos a hacer lo que pensamos que nos va bien. Es como una «voz en off’ que no dice más que eso: «entiendo bien lo que digo que pensar lo que me propones».

 

17. “Di lo que piensas”


De vez en cuando, la gente que no quiere aceptar algo que le ofrecen es capaz de explicarse y exponer sus pensamientos sin demasiados problemas. No cabe duda que esto suele ser eficaz solamente en determinadas ocasiones donde es posible un cierto clima de diálogo y no hay peligro de que se líen las cosas.
-El problema está en que «decir lo que se piensa» a veces, no conduce a nada, ya que el otro no está dispuesto a recibir contrarréplica alguna a lo que propone; pero mucha gente así lo hace y deja constancia de lo que opina, prescindiendo en definitiva de si va a aceptarse o no lo que constituye su pensamiento.
-Habrá que tener en cuenta: que lo que uno dice no sea precisamente una amenaza directa en contra de quien te propone algo como, por ejemplo, el decirle que… «¿sabes lo que estoy pensando?… que eres un imbécil y haces esto porque lo que a ti te pasa es que … y siempre fuiste un perdido … »
-Aunque esto sea real mente lo que piensa, nadie suele utilizarlo si no es porque no quiere precisamente ofender al otro. Por tanto, el «di lo que piensas» se refiere más concretamente a exponer las razones por las cuales tú no aceptas lo que se te propone, pero sin enjuiciar con ello directamente la conducta del otro.

***Actividades
17.1 Una forma aceptable para decir lo que se piensa es que, primero, escuchemos lo que otros piensan y no tratemos de modificar su pensamiento. Si los otros se sienten escuchados, es más fácil que logren escuchar lo que nosotros pensamos.
17.2 Haced un ejercicio de hablar sobre un tema en el que puede haber opiniones contradictorias. Que un subgrupo actúe discutiendo y los demás de otro subgrupo vean hasta qué punto se escucha la gente antes de decir su propia opinión, hasta qué punto se deja hablar sin cortarle. Luego, al final, preguntad si cada uno tuvo ocasión de exponer su propia opinión y cree que los demás le han entendido bien.
17.3 ¿Conoces a alguien que «dice lo que piensa» y sabe hacerlo para que las cosas les vayan bastante bien?

 

18. “Enfréntate”


El huir, el decir NO, el tratar de aclarar te suavemente, el poner una disculpa, el hacer preguntas, el no discutir y jugar a que el otro tiene la razón, el dar largas al asunto, el decir que es demasiado para uno el aceptar esa propuesta, el tomar las cosas con humor, el proponer otras alternativas, el cambiar de tema, etc. son formas más o menos indirectas de negarse a algo y, al mismo tiempo, mantener una buena relación al no mostrarse agresivos con el que te ofrece algo que no te conviene.
-Por eso, algunas personas, con mayor o menor éxito, prefieren «enfrentarse» y defenderse con una cierta dureza verbal al que le propone algo no aceptable. Algo así como aquella frase de los romanos en la que se afirmaba que «si quieres la paz, prepara la guerra».
– Según ellos, pues, no basta incluso «decir NO»: es necesario ir más allá atacando con claridad las propuestas que, en definitiva, van en contra de los propios derechos a vivir.
-El «enfrentarse» no quiere decir insultar sino, por ejemplo, discutir, hacer campaña en contra, exigir unas ciertas normas dentro del grupo, oponerse claramente a ciertas decisiones que llevan riesgo, evitar de frente situaciones no aceptables para uno, etc.
– Estas y otras que se te ocurran son algunas de las formas que la gente usa cuando piensa que el «enfrentarse» es un modo correcto y efectivo de evitar propuestas en contra de lo que uno no debe hacer.

***Actividades
18.1 ¿Qué harías tú, directamente, en contra de los que propagan la droga?
18. 2 Si alguien propone a un chico de 12 años, por ejemplo, el que fume o beba frecuentemente, ¿te enfrentarías con él? ¿de qué modo?
18.3 ¿Es mejor «enfrentarse» o usar otras formas indirectas, tales como disculparse, decir simplemente NO, tratar de dar largas al asunto, etc. ? ¿Qué ventajas pueden tener unos y otros sistemas?
18.4 Montad una escena en la que alguien propone algo que no a todos les parece bien. Escoged tres métodos de los llamados indirectos: poner una disculpa, tomar con humor la propuesta, proponer otra alternativa … y que uno o dos personajes usen el método de «enfrentarse» con el que propone algo que no les gusta.
-¿Qué papel prefieres representar: el de métodos indirectos o el de método directo?

 

19. “Concesiones”


Resulta que frecuentemente la gente no tiene más remedio que hacer algunas «concesiones» sin importancia, sin ceder con ello a lo que es una propuesta fundamental:
-«Vamos a fumar..-» … Y va, pero no fuma. Si no va, se sentirá muy mal, al perder de algún modo el sentimiento del grupo.
-«Propongo que todo el mundo aporte 3 €. para lograr” … Aceptas incluso el dar 3 € para eso que tú no quieres o no te va; pero luego ni lo pruebas….
-El «hacer concesiones»… resulta desde luego comprometido y no carente de riesgo; pero es lo que alguna gente hace cuando no quiere ser tajante y piensa que así «aprende a nadar y a guardar la ropa».
-Claro que, a la larga, no va a ser fácil: o alguno del grupo se viene contigo y se hace fuerte ante propuestas de los otros, o acaba aceptando la propuesta que te hicieron y uno no quería.

***Actividades
19.1 Existen cosas en las que a la gente no les gusta «hacer concesiones»: y, en cambio, hay otras con las que la gente no está de acuerdo, pero tolera el estar allí sin participar en ello ni comprometerse en absoluto: algo así como la asistencia pasiva.
19 .2 A continuación tienes una lista de cosas o acciones, con un paréntesis después de cada una. Si no te gusta participar en ellas, le colocas una «N» en el paréntesis. Si tolerases de algún modo el estar allí, no ponerte en contra, pero no participar… le colocas en el paréntesis una «C», «concesiones»:
-una huelga contra los profesores ( )
-una pintada en los pasillos porque expulsaron a un compañero ( )
-mentir al profesor, diciendo que alguien perdió el autobús, cuando sabes que se ha pirado de la clase ( )
-ir de paseo con el grupo a… donde se fuman tal vez… donde no te vean… ( )
-llevar bebidas alcohólicas a una fiesta, sin que lo sepan los padres ( )
-coger del despacho del profesor preguntas de un examen ( )
* ¿Pueden darse concesiones de “estar con el grupo”, pero no participar en…? Describe algún ejemplo de ir con el grupo por no perder amigos… pero no participar… en ciertas acciones…aunque sea difícil?

 

20. “Reconocer errores”


Nada hay que tanta rabia suscite como el encontrarse con alguien que se muestra casi perfecto: nunca (¡!)… se equivoca, siempre (¡!)… acierta, jamás (¡!)… comete errores. En cambio, los que reconocen sus fallos y admiten de buen grado que muchas veces hicieron mal las cosas tienen un nivel de aceptación mayor en cualquier grupo.
-De ahí que, cuando alguien tiene que decir NO, si es de los que reconocen fácilmen­te sus errores, lo hace en un tono más natural y menos rígido que esas personas que siempre se presentan como intachables.
-Por ello, los que están acostumbrados a reconocer sus errores usan esa estrategia para no aceptar cosas que no le convienen y, al mismo tiempo, dejar claro que en muchas otras cosas se equivocaron y que, en consecuencia, estarían dispuestos a reconocer el error de no haber aceptado algo si en el futuro lo vieran así…
– Esta actitud suele producir en algunos casos menos agresividad que simplemente decir NO de una manera radical, reconociendo que no siempre está uno… siempre en posesión de la verdad.
-«Ya sabes que no me cuesta reconocer errores; pero esto que me ofreces no me va …
-Sí, sí… puede que algún día reconozca que fue un error no aceptarlo .”.
– Ya sabes que suelo reconocerlo siempre que me equivoco… pero de momento no lo veo así».
-La técnica de «reconocer errores» no es tampoco un lamento continuo o un arte de ir diciendo por ahí lo frágiles que somos y lamentándonos de propias conductas, intentando suscitar la compasión. Consiste, más bien, en aceptar la realidad de cada uno y no tener que esconder siempre los errores para defenderse y quedar bien ante los demás.

***Actividades
20.1 Montad una escena que se titule algo así: «El que nunca se equivoca».
– Crear personajes con las reacciones típicas que produce en el grupo esa clase de persona que se cree que puede andar por el mundo sin cometer errores.
20.2 ¿Contamos un error que hayamos cometido y cuál ha sido nuestra reacción?
20.3 ¿Cuándo cuesta, más o menos, el reconocer un error?
20.4 ¿Por qué lo hacemos a veces? ¿Qué desventajas / problemas, consecuencias puede tener el contar / no contar los errores que cometemos? ¿Depende del grupo en el que estemos… del tema, etc.?

 

VALORACIÓN DE LAS TÉCNICAS “Dí-que-NO”… al tabaco
Se describen 20 formas de «DECIR NO», que usa normalmente la gente cuando no quiere o no está conforme con alguna cosa, pero no se atreve a «decir NO», por respeto, por timidez o porque, en definitiva, considera más efectivo el decir NO de una forma indirecta.
-¿Qué nombre o qué título pondrías, cómo le llamarías a estas «20 formas de decir NO»? Al final encontrarás los títulos que algunas personas dan a cada una de las frases.
– Debe quedar claro que no se trata de frases hechas y que es necesario repetir. Lo importante, según el sistema, es la idea que encierran esas palabras y, en unos casos se utilizarán y, en otras ocasiones se buscarán otro tipo de frase espontáneas que representan esa idea, pero que no son prototipos fijos para usar y repetir sin sentido y sin fijarse en el momento, situación y personas o grupo en el que te encuentras.
-Lo importante, más que la frase concreta… es la idea que está de fondo para la cual tú buscas las palabras adecuadas al grupo y situación en que estás.
– Reunidos en grupo, puntuamos dentro de estos dos paréntesis, dos aspectos:
( ) Difícil / Fácil / de utilizar esa técnica (D) (F). Coloca la letra correspondiente dentro del paréntesis. Y lo comunicamos y comentamos en el grupo, por qué, etc.
( ) Eficacia. Puntuación numérica de 0 a 3. Lo comentamos y explicamos dentro del grupo.

TÉCNICAS
1.Sencillamente “dí No”    (   ) (   )
2. Excusas:                       (   ) (   )
3. Hazte el despistado:     (   ) (   )
4. Cambia de tema:          (   ) (   )
5. Alternativas:                  (   ) (   )
6. Humor:                         (   ) (   )
7. No me digas que tú      (   ) (   )
8. Demasiado para mí      (   ) (   )
9. Devuélveselas              (   ) (   )
10. Dale largas                 (   ) (   )
11. Disco rayado              (   ) (   )
12. Salta a la vista           (   ) (   )
13. …Puede ser…           (   ) (   )
14. Preguntón                  (   ) (   )
15. Me las piro                 (   ) (   )
16. Espejo                        (   ) (   )
17. Dí lo que piensas       (   ) (   )
18. Enfréntate                  (   ) (   )
19. Concesiones              (    ) (   )
20. Reconocer errores     (   ) (   )

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies