Un tren de mercancías se salió ayer de la vía en la zona de A Xesta, Lalín. Se trata del segundo descarrilamiento en una semana causado por desprendimientos en la línea entre Santiago y Ourense. El maquinista resultó herido leve, pero la vía permanece cortada.

El otro se produjo el miércoles pasado, a las seis y veinte, cuando un tren de pasajeros en el que viajaban 17 personas se encontró a su paso por Ponte Taboada, Silleda, con un desprendimiento de piedras y tierra que provocó que se saliera de los raíles un vagón. Ninguna persona resultó herida.

El accidente de ayer obligó a cortar la vía, por lo que Renfe transportará por carretera a los viajeros. El corte afecta al tren de media distancia entre Ourense y Santiago con salida a las 16.40 desde Ourense, y de Santiago a las 18.40 horas.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies