SARA CARREIRA

Ni siquiera en muchos periódicos es fácil encontrarse un reportaje sobre el covid que cuente con voces tan autorizadas como las de Fernando Simón, su homólogo gallego José Antonio Taboada, investigadores de la talla de Ángel Carracedo, Isabel Sola o África González, físicos como Jorge Mira o matemáticos como Elena Vázquez Cendón, y un largo etcétera que incluye incluso al director del Museo del Prado, Miguel Falomir. Pues todo lo consiguieron los quince alumnos de primero de ESO (grupo C) del IES Rosalía de Castro, de Santiago.

Fueron cuatro los profesores que trabajaron duro para orientarlos y ayudarles. Alberto Sacido, docente de Lengua Castellana, se encargó de coordinar la labor de Laura Pérez (Biología y Geología), Rocío Figueroa (Geografía e Historia), Lourdes Costa (Matemáticas) y Johanna Otero (Orientación). El resultado, dos reportajes que son uno y que recorren la pandemia desde diferentes puntos de vista.

Mucha experiencia

Lo cierto es que el reto, siendo enorme, no es algo nuevo para Alberto Sacido: «En mi clase prescindo de los libros de texto —explica— porque mi programación didáctica es competencial, no centrada solo en la gramática». Y para Sacido las noticias son una fuente básica para la formación de sus alumnos, no en vano ha sido incluso monitor del Programa Prensa-Escuela para otros profesores.

En el caso concreto de este reportaje, además, la parte competencial, aquello que los alumnos han aprendido en el desarrollo del proyecto, es básica. «Forma parte de un programa Erasmus+ denominado ATS STEM, es decir, evaluación de las competencias transversales en las materias STEM», detalla el profesor santiagués, quien enumera todas las actividades desarrolladas por los estudiantes para concluir en el reportaje: «Primero investigaron mucho. Hicieron incluso experimentos como medir el alcance de las gotículas de un estornudo o analizar la protección de cada tipo de mascarillas. Entrevistaron a sus compañeros con una encuesta, que convirtieron en un gráfico, sobre el tiempo que pasan sentados por culpa de la pandemia». Y, por supuesto, hicieron muchas entrevistas, nada menos que 15. «Las entrevistas les dieron mucho trabajo porque tuvieron que investigar, preparar un cuestionario y ponerlo en común, para que hubiese un mínimo de preguntas parecidas». Después, cada uno tuvo que señalar las frases más destacadas de su interlocutor y transcribirlas, una labor nada sencilla, y finalmente se dio forma a toda esa cantidad de datos.

Aprender a investigar

Alberto Sacido destaca de la experiencia que ha sido un primer contacto de los alumnos —recién llegado al instituto— con la investigación. «Han tenido que cooperar entre ellos, y no les resulta fácil, y compartir», un aprendizaje muy valioso. Tuvieron la suerte de poder entrevistar a Fernando Simón, a quien enviaron un correo y su secretaria —santiaguesa y exalumna del centro— les contestó enseguida, y el director del CAES se mostró encantado.

Hablaron con investigadores gallegos de nivel internacional, con Esther Fontenla, médica del Esperanza do Mar, un barco-hospital donde hubo covid, y hasta con historiadores como Ofelia ReY. «Fue una responsabilidad enorme para los alumnos hablar con los expertos, pero demostraron que, cuando se confía en ellos, los estudiantes  destacan».

Pincha aquí para ver el reportaje del IES Rosalía de Castro de Santiago

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies