CÉSAR RODRÍGUEZ

El domingo hubo elecciones autonómicas. Se eligieron los 75 diputados del Parlamento de Galicia para los próximos cuatro años. Son ellos los que nombrarán en marzo al próximo presidente de la Xunta, que previsiblemente será Alfonso Rueda.
Cada gallego mayor de edad podía elegir una papeleta. Hubo 1.493.019 votos. ¿Sabes cómo se convierten en escaños, en asientos del Parlamento? Se utiliza una fórmula matemática y se aplican varias normas legales. Te las explicamos.

Cuatro circunscripciones

Los escaños se reparten por territorios (circunscripciones). En las elecciones municipales son los concellos. En las autonómicas, las provincias. A cada una se le asigna un número de diputados: a A Coruña, 25; a Lugo, 14; a Ourense, 14; y a Pontevedra, 22. Por ley, todas tienen un mínimo de diez. El resto (35) varía según el número de habitantes. Esto tiene efectos. En la práctica, se necesitan menos votos para obtener un escaño en Lugo que en A Coruña.

La fórmula d’Hondt

Víctor d’Hondt fue un profesor belga que inventó la regla que lleva su nombre para convertir papeletas en diputados. ¿Cómo funciona? El número de votos de cada partido en una circunscripción se va dividiendo sucesivamente entre 1, entre 2, entre 3… mientras queden escaños por repartir. Se ordenan los cocientes de todos los partidos de mayor a menor. Los más altos tienen premio: un diputado.

Mira el gráfico de la derecha. Reproduce el reparto en la provincia de Ourense. Cuatro partidos tuvieron escaños. Fíjate en el resultado de las divisiones: el último lo ganó el PP, y el PSOE se quedó a muy pocos votos, a 112. Aún hay que contar el voto exterior. Si consigue un cociente más alto, el PSOE se quedará ese escaño. Las matemáticas mandan.

Barreras legales

La fórmula d’Hondt busca ser proporcional, que se parezca el porcentaje de escaños al de votos. Lo logra si las circunscripciones son grandes. En Galicia la regla está condicionada por una barrera legal. Si un partido no llega al 5 % de los votos en una circunscripción, no puede tener escaños, lo que perjudica a los partidos más pequeños.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies