JOSÉ A. PONTE FAR

Charles Dickens nació en 1812, en Portsmouth, en el sureste de Inglaterra, en el seno de una familia modesta, con un padre que era oficinista de la Armada, pero con excesiva inclinación al derroche, hasta el punto de que siempre arrastraba deudas y llegó a ser encarcelado por este motivo. Por este desorden familiar, el futuro escritor no recibió ninguna educación académica hasta la edad de 9 años. Pero siempre fue un gran lector y pasaba gran parte de su tiempo en las bibliotecas públicas disfrutando de las novelas de aventuras, como Robinson Crusoe y Tom Jones, que siempre consideró obras maestras. Por estos años leyó también el Quijote, novela que los escritores ingleses del siglo XVIII habían rescatado del olvido y puesto otra vez de moda en toda Europa.

Con 12 años tuvo que ponerse a trabajar en una fábrica

Con 11 años se va con su familia a Londres, viviendo en Camden Town, un barrio pobre por aquel entonces. Es en estos momentos cuando su padre es encarcelado en la prisión de deudores, y la mayor parte de la familia se trasladará a vivir con el progenitor a la cárcel, lo que estaba contemplado por la ley en los casos en que la familia quedaba sin el sustento del padre. Charles será acogido por una familia que le da techo y alimento. Pero a los 12 años su madre lo obliga a ponerse a trabajar en una fábrica de betún, próxima a la actual estación de Charing Cross, con una jornada laboral de diez horas por seis chelines semanales. Siempre consideró esta decisión materna como un cruel atentado a su niñez. Pero el joven no se amedrenta: seguirá leyendo, estudiando, aprende taquigrafía, cambia de trabajo —ahora como pasante de abogado—, y aspira a ser periodista y pronto empieza a ganarse la vida con lo que escribía. Su primera experiencia como reportero resultará fundamental en la carrera literaria posterior de Dickens, pues el estilo preciso, rápido y ameno del periodismo le servirá de base para la redacción de sus mejores novelas.

Éxito arrollador

Las novelas por entregas (cada cierto tiempo, normalmente una semana, se vendían unos capítulos, una manera barata de entretenerse) eran muy bien acogidas, así que entre 1836 y 1837 publicó en este formato Los papeles póstumos del Club Pickwick, que le abre las puertas del éxito. Sus entregas eran esperadas con gran expectación, y su fama se extendió por el Reino Unido y pronto saltó a EE.UU., adonde llegaba cada mes la entrega correspondiente. Las obras de Dickens disfrutaron de un gran éxito popular, con lectores de todas las clases sociales, y el autor alcanzó una gran consideración entre los escritores y críticos literarios.

Charles Dickens murió el 9 de junio de 1880 y fue enterrado en la abadía de Westminster. Cronista de su época en Inglaterra, Dickens supo reflejar la vida de aquellos años en su país con la precisión de un cirujano. Siempre estuvo al lado de los humildes y de los más pobres. Hay en sus obras un espíritu de protesta contra un sistema político que beneficiaba a los poderosos y esclavizaba a una gran mayoría de la población. La crítica en Dickens la hacen directamente sus personajes, que viven en una miseria que no tiene nada de imaginaria. A pesar de ello, la reina Victoria era una fervorosa lectora de sus obras y quiso nombrarlo sir.

Su gran facilidad para escribir, sumada a la entrega profesional con que se dedicó a ello, hizo que fuera un autor muy prolífico. Sus obras se mueven dentro de un estilo realista (del que es de los primeros y más importantes escritores que lo utilizaron como reacción contra la prosa idealista del Romanticismo), pero aúnan realismo, humor y un profundo conocimiento de los marginados por la sociedad, cuya situación denunció en cada una de ellas.

Su obra novelística es muy extensa y entre ella destacan: Papeles póstumos del Club Pickwick, Oliver Twist, Cuento de Navidad o David Copperfield. Por el tema, estilo, argumento y calidad literaria es una selección idónea para alumnos de secundaria.


José Antonio Ponte Far es catedrático de instituto jubilado y escritor.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies