3. CONTENIDOS

Europa antes del conflicto. La paz armada

Durante la mayor parte del siglo XIX puede decirse que Europa se vio libre del azote de las guerras entre países. La ambición de Napoleón, al principio del siglo, provocó unos años de intensos conflictos, pero el Congreso de Viena puso las bases de un largo tiempo casi libre de guerras entre naciones. Fue el tiempo de las revoluciones internas en los países: días de luchas entre clases sociales y de reivindicaciones de derechos, salarios y democracia. Pero las naciones apenas guerrearon entre sí. Hubo algunos episodios bélicos en torno a la gestación de las unidades de Italia y Alemania y un gran conflicto en 1870, intenso, pero breve, entre el Imperio Alemán y el Imperio francés de Napoleón III, que terminó con la desaparición de este último. Era el tiempo de los grandes imperios.

El mapa de Europa dibujaba muchas menos fronteras que en la actualidad porque esas unidades políticas integraban distintas nacionalidades y, además, dominaban gran parte del mundo. El principal de ellos era el Imperio Británico, de la Reina Victoria, que se extendía por América, África, Asia y Oceanía, desde Canadá hasta Australia. Pero después estaban el Imperio Austro-Húngaro del viejo Francisco José, venido a menos, en medio de los oropeles de Viena, pero todavía fuerte en el el centro de Europa; el Imperio Ruso de los zares, que se extendía desde el Báltico hasta el último extremo de Asia; el pujante Imperio Alemán del káiser Guillermo II, todavía joven, pero pleno de vigor; el Imperio Otomano, ya muy debilitado, pero que aún conservaba alguna influencia en la región de los Balcanes, en el extremo oriental de Europa; y el ex-imperio de Francia, a finales del siglo la única república del concierto de las grandes naciones europeas, pero que también extendía su imperio colonial por América, África y Asia.

En el primer año del siglo XX en Europa mandaban las cabezas coronadas de la reina Victoria, el Zar Nicolás II, el káiser Guillermo II, el emperador Francisco José I y el presidente de turno de la República francesa. Después estaban algunas naciones de segundo orden como Italia y España y otras con menor territorio metropolitano, pero mayor proyección colonial como Portugal o Bélgica.

La paz y la estabilidad entre estos poderes se había establecido gracias al equilibrio de fuerzas. Los imperios se organizaron en dos grupos que basaron su cohesión en pactos de defensa mutua. Por una parte de alineaban el Imperio Británico, el Imperio Ruso y Francia, que formaron la llamada <entente> y por la otra el Imperio Alemán y el Imperio Austro-Húngaro que contaban además con la simpatía del Imperio Otomano y formaban el eje de los imperios centrales. Algunos denominaron al largo periodo de paz que precedió al estallido del conflicto <la paz armada> porque se fundamentaba en que el equilibrio de fuerzas sirviera de elemento disuasorio para cualquier tentación de ataque, pero la realidad era que ambos bloques se armaban continuamente. En esta situación de equilibrio de fuerzas, la Triple Entente tenía una ventaja geográfica que no era desdeñable. Mientras que cada uno de los miembros de la Entente presentaba un frente único, los imperios centrales tendrían que luchar en dos, uno que miraba a Europa y el otro, a retaguardia, frente al inmenso Imperio Ruso.

Un cambio sustancial en el modo de hacer la guerra

Un siglo de avances científicos y nuevas tecnologías influyeron enormemente en el desarrollo de nuevas y potentes armas. Durante la guerra de 1914 a 1918 apareció una forma diferente de hacer la guerra. Los ejércitos ya no se enfrentaron en batallas puntuales que durasen un día o dos. Los ejércitos se anclaron en posiciones fortificadas con trincheras y túneles de hormigón, protegidos por extensas redes de alambres de espino y se clavaron en el terreno soportando durante largos meses el batido de las ametralladoras y el bombardeo de la artillería de grueso calibre.

Aparecieron o se perfeccionaron nuevas armas como:

– Tanques y carros de combate, usados por primera vez en la batalla del Somme en 1916.

– Gases y armas químicas que obligaron al uso de máscaras antigás.

– Aviones y dirigibles, usados principalmente para labores de reconocimiento del terreno, pero que también empezaron a usarse para lanzar bombas.

– Submarinos. La guerra submarina fue usada principalmente por los alemanes que se propusieron mediante ella compensar la inferioridad de su escuadra frente a la británica.

– Barcos acorazados, dotados de gruesos blindajes y de artillería de gran calibre, empleados sobre todo por los ingleses.

– Ametralladoras y artillería pesada. Ya existían antes de la guerra, pero se perfeccionaron porque resultaron de gran utilidad en la guerra de las trincheras.

– Lanzagranadas, lanzallamas, morteros.

Cronología de la guerra

1914

– 28 de junio: atentado en Sarajevo contra el Archiduque Francisco Fernando, heredero del Imperio austro-húngaro. El archiduque y su esposa fallecen en el atentado.

– 23 de julio: El gobierno de Viena Remite a Serbia un ultimátum de 48 horas.

– 25 de julio: Viena rompe relaciones diplomáticas con Serbia.

– 28 de julio: Viena declara la guerra a Serbia.

– 30 de julio: el gobierno del Zar decreto la movilización general del ejército ruso.

– 31 de julio: El gobierno de Alemania remite un ultimátum al gobierno del Zar exigiendo la suspensión de la movilización del ejército ruso.

– 1 de agosto: el Imperio Alemán y el Imperio Austro-húngaro declaran la guerra al Imperio ruso.

– 3 de agosto: El Imperio Alemán declara la guerra a Francia e invade Bélgica.

– 4 de agosto El Imperio Británico declara la guerra al Imperio Alemán.

– 6 de agosto: Serbia declara la guerra a los Imperios Austro-húngaro y Alemán.

– 11 de agosto: Francia y el Imperio Británico declaran la guerra al Imperio Austro-húngaro.

– 12 de agosto: comienzan los combates en el Frente Oriental entre las tropas rusas y las alemanas.

– 19 de agosto las tropas serbias detienen la invasión del ejército austro-húngaro.

– 23 de agosto: Japón declara la guerra a Alemania y el conflicto se extiende a las islas del Pacífico.

– 24 de agosto el ejército alemán invade Francia.

– 30 de agosto el ejército alemán derrota al ruso en el Frente Oriental en la batalla de Tannenberg.

– 5 de septiembre: Los franceses frenan el ataque alemán y fijan sus posiciones en el río Marne.

– 6 de septiembre: los rusos evacuan Prusia Oriental.

– 9 de septiembre: El ejército francés, dirigido por el General Joffre, obliga a los alemanes a retirarse en el frente del río Marne.

– 11 de septiembre: Rusia derrota a las tropas austro-húngaras en la batalla de Galitzia.

– 7 de noviembre: Japón ocupa las Islas Marianas, las Carolinas y las Marshall hasta entonces en poder de Alemania.

– 29 de noviembre: El Imperio Turco entra en la guerra contra el Imperio Ruso, el Británico y Francia.

– 8 de diciembre: Batalla naval de las islas Malvinas. Alemania pierde dos acorazados y dos cruceros.

1915

– 18 de febrero: Comienza la guerra de los submarinos.

– 19 de febrero: Comienza la batalla de Galípoli en el estrecho de los Dardanelos.

– 20 de abril: El ejército alemán emplea por primera vez gases tóxicos.

– 7 de mayo: Un submarino alemán hunde el transatlántico americano Lusitania. En el naufragio parecen 1.198 personas.

– 23 de mayo: Italia entra en la guerra uniéndose a la Entente.

– 23 de junio: el frente de las tropas italianas frente a las austro-húngaras se estabiliza en el Golfo de Trieste.

– 5 de agosto: Los Imperios Centrales rompen el Frente Oriental, conquistan Varsovia y avanzan por Polonia hacia Bielorrusia.

– 6 de septiembre: Bulgaria entra en la guerra del lado de los Imperios Centrales.

– 3 de diciembre: El general Joffre es nombrado generalísimo de todas las tropas francesas.

1916

– 9 de enero: Los ejércitos aliados se ven obligados a abandonar Galípoli sin haber conseguido la conquista de los estrechos de los Dardanelos. Este fracaso pone en serios problemas al Imperio Ruso que no puede ser abastecido.

– 21 de febrero: Empieza la batalla de Verdún.

– 31 de mayo: Comienza la batalla naval de Jutlandia. Ambas partes reclamaron la victoria. Los británicos perdieron 14 barcos, sufrieron 6.094 muertos, 510 heridos y 177 prisioneros. Los alemanes perdieron 11 barcos, 2.551 muertos y 507 heridos.

– 18 de junio: Muere el General alemán Von Moltke a los 68 años.

– 24 de junio: Se emplean por primera vez en la historia tanques en la batalla de Somme.

– 21 de julio: El ejército alemán se ve obligado a reducir su ataque a Verdún para concentrar su potencial bélico en la batalla del Somme.

– 29 de agosto: El General von Hindenburg es nombrado nuevo Jefe del Estado Mayor de Alemania.

– 21 de noviembre: Muere el emperador austro-húngaro Francisco José a los 86 años y le sucede su sobrino nieto Carlos.

– 26 de noviembre: Se da por terminada la batalla del Somme sin que los aliados consigan romper el frente.

– 18 de diciembre: Termina la larga batalla de Verdún con la reconquista por parte de Francia de todas las fortificaciones y baluartes.

1917

– 2 de enero: Alemania decreta la guerra total submarina contra cualquier buque mercante.

– 8 de marzo: Estalla en San Petersburgo la Revolución de febrero.

– 12 de marzo: Los revolucionarios toman el poder en Rusia.

– 15 de marzo: Abdica el zar Nicolás II.

– 6 de abril: Estados Unidos declara la guerra a Alemania y Austria-Hungría.

– 25 de octubre: La Revolución de octubre en San Petersburgo, dirigida por Lenin, derriba el Gobierno Provisional y toma el poder en Rusia.

– 2 de noviembre: Declaración Balfour prometiendo un estado judío en Palestina.

– 20 de noviembre: El ejército británico utiliza por primera vez en la historia tanques en la batalla de Cambray.

– 15 de diciembre: El gobierno revolucionario de Rusia firma un armisticio con Alemania y comienza conversaciones de paz en Brest-Litovsk.

1918

– 8 de enero: El presidente norteamericano Wilson proclama sus Catorce puntos para alcanzar la paz.

– 3 de marzo: Se firma la paz de Brest-Livtosk entre Rusia y Alemania.

– 1 de abril: Se funda la Royal Air Force en Gran Bretaña. Empieza la guerra del aire.

– 17 de julio: Ejecución del zar Nicolás II y su familia.

– 6 de agosto El mariscal francés Ferdinand Foch se impone en la Segunda batalla del Marne, la última de la guerra.

– 29 de septiembre: Hindenburg solicita el armisticio.

– 1 de octubre Austria-Hungría acepta el armisticio.

– 9 de octubre: Cae el gobierno del káiser Guillermo II, el emperador se exilia en Bélgica y se proclama la República de Weimar.

– 31 de octubre: Se disgrega el Imperio Austro-húngaro y termina la guerra.

– 11 de noviembre: A las 11,00 horas se firma en un vagón de tren, cerca de Compiègne, Francia el armisticio que puso fin a la Primera Guerra Mundial.

– 12 de noviembre: El emperador de Austria-Hungría abdica y se proclama la República de Austria.

1919

– 18 de enero: Empiezan las conversaciones de paz en Versalles y París.

– 28 de junio: Se firma el Tratado de Versalles que consagra una división territorial de Europa completamente nueva.

4. Consecuencias de la guerra

-Fallecieron casi diez millones de personas y más de seis quedaron inválidos.

-El mapa de Europa cambió por completo. Antes de la guerra todo el centro de Europa estaba ocupado por dos grandes imperios, el Austro-húngaro y el Alemán. Francia, que era la tercera potencia y el Imperio Británico basaban su fuerza en extensos imperios coloniales repartidos por todo el mundo. El inmenso imperio ruso se extendía al este hacia Asia. Al acabar la guerra los imperios se disolvieron, las grandes unidades territoriales se fragmentaron y surgieron muchas naciones nuevas como Finlandia, Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, Yugoslavia, Checoslovaquia, Hungría.

-La organización política también cambió drásticamente. Donde antes había emperadores, reyes y monarquías, surgieron repúblicas. Desaparecieron casi todas las cabezas coronadas y las grandes dinastías históricas perdieron todo su poder político.

-La desaparición del imperio de los zares en Rusia abrió paso a la implantación del primer régimen comunista de la historia en la nueva URSS.

-Francia recuperó los territorios de Alsacia y Lorena.

-El Imperio Turco, convertido también en república, perdió todos sus territorios europeos, a excepción de un pequeño enclave alrededor de su capital, Estambul. Además perdió el Oriente Medio, donde surgieron nuevas naciones como Siria, Irak, Líbano, Palestina, Jordania, inicialmente ocupadas por ingleses y franceses. Los judíos empezaron a emigrar masivamente a Palestina y comenzó a gestarse el gravísimo problema palestino-israelí.

-Los Estados Unidos salieron económicamente muy favorecidos y se convirtieron en la primera potencia mundial.

-El Tratado de paz de Versalles impuso unas durísimas condiciones económicas a Alemania que se convirtieron en germen de una futura conflagración.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies