CÉSAR RODRÍGUEZ

El mundo nunca estuvo tan conectado como ahora. En solo unos segundos una noticia, un vídeo, una foto o un audio pueden llegar a millones de personas de todo el planeta. Esa capacidad de difusión rápida sirve para todo tipo de contenidos. Para los que incluyen información veraz y para los que son mentira. ¿Cómo se puede frenar el alcance de estos últimos? Aunque en internet hay guías y pautas para distinguir los bulos, no es fácil detectar las noticias falsas, pero hay una tendencia al alza en los últimos tiempos: castigar, con todo el peso de la ley, a sus creadores y promotores. A continuación te explicamos varios casos.

Alex Jones

No hay matanzas. Alex Jones (Dallas, 1974) es un locutor de radio de Estados Unidos que tiene una web llamada Infowars, repleta de noticias falsas y teorías de la conspiración, desde el covid a las vacunas o la inmigración.

Es un personaje muy popular entre los simpatizantes de extrema derecha de su país. Dice creer que hay un plan para exterminar a los blancos en EE.UU. y que la Casa Blanca es capaz de crear huracanes y moverlos a su antojo. También dijo que varias masacres cometidas en escuelas de Estados Unidos habían sido inventadas para favorecer el control de armas de fuego. Entre ellas, la de Sandy Hook.

¿Qué pasó en la escuela primaria de Sandy Hook, Connecticut, el 14 de diciembre del 2012? Un joven de veinte años, Adam Lanza, desencadenó una matanza tras haber acabado primero con la vida de su madre. Aquel día murieron 28 personas. 20 eran niños. Fue uno de los tiroteos masivos más mortíferos de la historia del país. Pero Alex Jones lo negó durante años públicamente.

«Nadie murió en Sandy Hook», llegó a decir. También sugirió que los padres de las víctimas eran actores contratados. Su audiencia reaccionó con una campaña de acoso personal contra aquellas familias que habían perdido a sus hijos. Llegaron a recibir amenazas de muerte durante años.

Lo denunciaron. Y en octubre del 2022 un tribunal condenó a Jones a pagar casi mil millones de dólares (más o menos los mismos euros) por difamación. YouTube, Facebook, Apple, Twitter o Spotify tuvieron que cerrarle la cuenta por sus teorías y por propagar discursos de odio.

Juan José M. F.

Un guardia civil que odia a los inmigrantes. Un mes después de la sentencia contra el locutor, llegó la primera condena en España por difundir noticias falsas en redes sociales. Un juzgado de Barcelona impuso quince meses de cárcel a un agente de la Guardia Civil, Juan José M. F., por difamar a menas (inmigrantes menores extranjeros no acompañados).

¿Qué hizo? En el año 2019 publicó un tuit. Escribió: «Aquí tenéis el vídeo del mena marroquí de Canet de Mar, a esos que les vamos a dar la paguita hasta los 23 años…», con unas imágenes de una agresión sexual en China. Hizo creer que lo que se veía había ocurrido en España para difamar a los inmigrantes. Tras la sentencia, no tendrá que entrar en prisión, pero sí pagará una multa y no podrá trabajar en el ámbito educativo. También tendrá que cerrar sus cuentas en redes. Y no podrá abrir otras para publicar contenidos discriminatorios.

María Pilar Baselga

Ataques a la mujer de Pedro Sánchez. A la lista de condenados por noticias falsas puede sumarse en breve María Pilar Baselga, una tertuliana negacionista del covid que tiene 15.000 seguidores en Telegram. Ella es conocida por promover el bulo de que la mujer de Pedro Sánchez es transexual. Y ha sido procesada por difundir una falsa trama de pederastia y crímenes satánicos en un bar de carretera de Castellón.

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies