CARMEN VÁZQUEZ DE PRADA

Pues ya ha terminado el curso… Volvemos a tener esta sensación de paso del tiempo fugaz, y ya estamos en Verano, de nuevo!

Antes de ponernos a pensar en las vacaciones, queremos proponeros una reflexión sobre este curso académico, lo que nosotras denominamos un “CIERRE”:
¿Cómo te ha ido este curso? Si eres profesor: ¿Cuánto de satisfecho estás con lo conseguido este año con tus alumnos? Si eres alumno, y dejando al margen las calificaciones: ¿Qué has aprendido? ¿Qué es lo que más te ha gustado del curso y qué es lo que menos te ha gustado? ¿Cómo han sido las relaciones con tus compañeros? ¿Y en casa, qué tal ha ido el año con tu familia? ¿Si pudieras cambiar una cosa, qué cambiarías? ¿Y si pudieras mantener una cosa, qué mantendrías?

Os proponemos hacer un balance, una revisión con “críticas constructivas” y responder a todas estas preguntas que nos llevan a la reflexión y el aprendizaje. Vamos muy rápido, el tiempo pasa volando, y necesitamos momentos para detenernos y reflexionar.

Los psicólogos decimos que hay que “cuidar los inicios y los finales”, porque es lo que nos deja huella, lo que recordamos. Y ahora estamos en esa etapa: el final de curso. Y es un momento para poner en valor todo lo que hemos conseguido y aprendido, para saborear esos buenos momentos. También para reflexionar sobre los momentos más difíciles, o lo que NO nos ha gustado y querríamos que no volviera a pasar, si es que está en nuestras manos detenerlo. Porque de todo se aprende. Y no es un dicho, es la realidad. ¡Todo es aprendizaje!, solo tenemos que vivirlo así y querer aprender.

Te proponemos terminar con un eslogan resumen de tu año académico. ¿Qué es un slogan? Es una palabra o frase corta fácil de recordar, un lema original e impactante, que a menudo se utiliza en la publicidad. “Por ejemplo: “just do it” es el slogan de Nike, ó «A que no puedes comer solo una», el de Lay’s.

Si tuvieras que pensar en un slogan que resuma tu curso escolar: ¿Qué slogan elegirías?

Con esto, cerramos el capítulo de nuestro año escolar y abrimos las puertas al VERANO. Y con el VERANO, las esperadas VACACIONES:

¿Qué esperas de tus vacaciones? ¿Cómo te gustaría que fueran? ¿Qué planes tienes?

Queremos proponeros que este verano sea, como siempre, un tiempo de desconexión, descanso y disfrute (las tres D´s) pero también un tiempo de calidad, de ser consciente de lo que soy y hago, un tiempo que me enriquezca, un tiempo de “descanso activo” y de seguir aprendiendo. Lo que tenemos en verano, que no tenemos durante el curso es tiempo. Hago un paréntesis y os recomiendo un libro apto para todos los públicos, llamado Momo, del autor Michael Ende. Es uno de estos libros, como El principito, recomendable para lectores jóvenes y también para adultos. Justamente habla de valorar el tiempo “Existe una cosa muy misteriosa, pero muy cotidiana. Todo el mundo participa de ella, todo el mundo la conoce, pero muy pocos se paran a pensar en ella. Casi todos se limitan a tomarla como viene, sin hacer preguntas. Esta cosa es el tiempo”. La protagonista, Momo, también nos enseña algo muy interesante: escuchar, ella tiene un don, y es que a través de la escucha, consigue que los que están tristes se sientan mejor, los que están enfadados solucionen sus problemas o que a los que están aburridos se les ocurran cosas divertidas.

¿Qué os parece si este verano, somos más conscientes del tiempo, de lo valioso de vivirlo, y de escuchar más, a nuestros amigos, a nuestr@s herman@s, a nuestra madre, y, por supuesto, a nosotros mismos. Si no has leído el libro de MOMO, es un gran momento para hacerlo.

Y, ¿qué más? ¿qué más cosas puedo hacer con mi tiempo en verano? Pues, como Momo, todos tenemos nuestros dones, nuestras motivaciones y nuestros intereses.

Si te gusta el deporte, es buen momento para dedicarle todo el tiempo que quieras, al deporte que te guste, o a deportes que nunca has practicado. Los deportes relacionados con el mar son especialmente interesantes en esta época del año: surf, vela, natación, paddle surf, piraguas, remo, etc… ¡Anímate!

Si te gusta la música, el verano está lleno de conciertos. También puedes aprender a tocar un instrumento, o practicar el tuyo preferido.

Si te gusta leer: aprovecha!

Por supuesto, si tienes la oportunidad de viajar, no dejes de hacerlo y activa tus 5 sentidos

Y si lo que te mueve es ayudar: hay una gran variedad de opciones para poder ayudar a otros que lo necesitan a través de programas de voluntariado.

¿Qué significa ser un voluntario?

Voluntario es la persona que, por elección propia, dedica una parte de su tiempo a la acción solidaria, altruista, sin recibir remuneración a cambio. Es un estilo de vida. Hay muchas personas que practican el voluntariado sin saberlo: tienden una mano desinteresadamente en los lugares donde es necesario y lo adoptan como una actitud cotidiana, un comportamiento diario.

Los valores que mueven a un voluntario son, sobre todo dos: la empatía y la solidaridad.

¿Qué beneficios nos puede aportar involucrarnos en un voluntariado este verano?

El voluntariado ayuda mucho al desarrollo de las personas: nos ayuda a crecer y a ser mejores personas, más conscientes y preparados para la vida, en general, y para la toma de decisiones en particular. Tiene un significado profundo de sentirse útil y reforzado, solo por el hecho de ayudar a otras personas que lo necesitan. Tiene tanta recompensa o más para el voluntario como para el beneficiario de la ayuda.

¿Y cómo busco un programa de voluntariado adaptado a mi, o donde yo pueda aportar?

Pues quizá lo primero es decidir si quieres ser voluntario de un proyecto cerca de tu casa, o fuera, en otras partes de tu comunidad, de tu país o en el extranjero. Si quieres ayudar cerca de tu casa, te sugerimos que te acerques a tu ayuntamiento y preguntes por los programas de voluntariado.

Si quieres saber qué ofrece Galicia este verano, puedes buscar aquí.

Y si lo que te apetece e interesa es una experiencia internacional, en el extranjero, existen numerosas opciones y plataformas. Te sugerimos que le eches un vistazo al servicio de voluntariado europeo, donde encontrarás un montón de información. También estos días he conocido a personas que han tenido experiencias muy gratificantes a través de esta plataforma.

Cómo veis la oferta es muy variada, adaptada a todo tipo de personas con una amplia oferta de proyectos. Sólo necesitáis dos ingredientes: ganas , motivación por ayudar disfrutando de un verano diferente, y tiempo para la búsqueda de un programa de voluntariado que se ajuste a tus necesidades e intereses.

¡Felices vacaciones a todos!


Carmen Vázquez de Prada es socia de Equipo Catemo (www.catemo.es)

Compartir en Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies