Fernando Pariente. Roosevelt, Churchill y Stalin, mandatarios de las potencias aliadas a punto de ganar la Segunda Guerra Mundial, se reunieron en Yalta, ciudad veraniega de la península de Crimea, el 4 de febrero de 1945 y cerraron su conferencia el 11 de febrero. No admitieron en la reunión al general De Gaulle, que había querido asistir en representación de Francia, ya que no les pareció oportuno que formase parte del núcleo último de decisiones un país sometido por los alemanes y todavía recién liberado. La reunión se celebró en el palacio de Livadiya. El objetivo era planificar el final de la contienda y el nuevo escenario histórico que iba a salir de ella. Se determinó el futuro inmediato de Alemania, su desmilitarización, su fragmentación en cuatro zonas de ocupación, sus nuevas fronteras. También se determinaron las nuevas fronteras de Polonia y Rusia. Además, se confirmaron las bases para la creación de las futuras Naciones Unidas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies