La noticia del día

Martes, 24 Mayo 2016

Van de Bellen saluda a la multitud tras una rueda de prensa en el palacio Schönburg.

El ecologista que nunca va en bicicleta

Nadie duda que Van der Bellen ha llegado a la presidencia por el voto de rechazo, más que por méritos propios

Si su contrincante, el ultraderechista Norbert Hofer, sorprendió a todos con el éxito cosechado en la primera vuelta electoral, Alexander Van der Bellen lo hizo en la segunda. Contra todo pronóstico, el profesor, economista y antiguo líder ecologista de 72 años se impuso en todas las capitales y en cuatro de los nueve Estados federados del país. «El resultado es un voto a favor de la tolerancia y de mantener el curso proeuropeísta», analizaba ayer el rotativo austríaco Der Standard. No obstante, nadie duda que Van der Bellen ha llegado a la presidencia por el voto de rechazo, más que por méritos propios. 

Su perfil es el de un político moderado, honesto y con experiencia. No en vano se presentó a los comicios como candidato independiente, pese a contar con el respaldo económico de Los Verdes. Pero si algo le define es su espíritu europeísta a la par que izquierdista, marcado por sus orígenes humildes. Hijo de una estonia y de un ruso que huyeron de la revolución bolchevique de 1917 para buscar asilo en el Tirol, Van der Bellen defiende la llegada de refugiados al país. 

Nota importante: Si pinchas en el título de la noticia, se te abrirán los enlaces del Quién, Qué y Dónde, además de la propuesta de Actividades.