La noticia del día

Viernes, 28 Abril 2017

Un productor de la denominación de origen Ribeiro muestra el efecto de las heladas en una viña de Regodeigón, en Ribadavia.

Una noche de heladas arrasa las tres cuartas partes del viñedo de Monterrei

El impacto en las otras tres denominaciones del interior de Galicia ha sido desigual

Sin las altas temperaturas de las últimas semanas, que en algunas zonas provocaron un adelanto del ciclo vegetativo de la vid en más de un mes, una helada como la de la noche del miércoles al jueves hubiera hecho daño, pero caería dentro de lo más o menos previsible. De hecho, hasta el miguelete, el 8 de mayo, a nadie sorprende, aunque duela más o menos, una helada. El mes de abril del 2017 ha sido tan diferente que una única helada, antes incluso del pedrete, el 29, ha dejado de luto grandes superficies de viñedo en Galicia, particulamente en Ourense, y señaladamente en Monterrei. Que se haya perdido un 75 % de la cosecha en esta comarca es una posibilidad que apunta Miguel López, el responsable técnico del consejo regulador de una zona donde viticultores con muchos años de dedicación no recuerdan daños por heladas como los de esta ocasión. Arrasó a feito, sin que siquiera haya establecido diferencias por variedades en función del distinto ciclo vegetativo de unas y otras

En O Ribeiro, con las reservas propias de quienes por su experiencia saben que una meteorología favorable -sumada a tratamientos adecuados de la planta- permitirá recuperar parte de lo dañado, la helada se ensañó en el Avia.

Nota importante: Si pinchas en el título de la noticia, se te abrirán los enlaces del Quién, Qué y Dónde, además de la propuesta de Actividades.