La noticia del día

Viernes, 21 Abril 2017

Acompañado por los reyes Don Felipe y Doña Letizia, Mendoza recibió el 43º premio Cervantes en la Universidad de Alcalá.

Mendoza vindica el humor cervantino

«La esencia de la novela moderna está en el poder transformador del humor», elogia en la Universidad de Alcalá este lector tardío del «Quijote» rendido a su encanto

Con una reivindicación del poder transformador del humor cervantino agradeció Eduardo Mendoza (Barcelona, 1943) el premio mayor de las letras hispanas. Quijoteó Mendoza con ironía, sabiduría y gratitud al magisterio cervantino en Alcalá de Henares, la cuna del padre de la novela, en el día grande de la literatura en español.

El último Cervantes demostró que pertenece por derecho a la estirpe del creador del ingenioso hidalgo cuya peripecia leyó “forzado” en su adolescencia y “encantado” en su madurez. Sigue extrayendo lecciones de la universal novela hoy “que vivimos tiempos confusos e inciertos”. Mendoza recibió del manos del rey el diploma y la medalla que le acreditan como el ganador número 43 del Cervantes.

Su discurso fue un elogio del humor de estirpe cervantina como un arte mayor “que ha dado nombres ilustres a la literatura española”. “Quiero pensar que el jurado al premiarme a mí premia al género del humor, que a menudo y de un modo tácito se considera un género menor. Yo no le veo así. “Hay que buscar en él la excelencia”  

Nota importante: Si pinchas en el título de la noticia, se te abrirán los enlaces del Quién, Qué y Dónde, además de la propuesta de Actividades.