La noticia del día

Miércoles, 22 Octubre 2014

Barroso defiende su legado en su despedida de la UE

Mano izquierda en el bolsillo, gesticulador, expresivo... Nada de papeles. Apenas un par de notas para guiarle por el discurso que ayer puso fin a sus diez años al frente de la Comisión Europea. «No quería leerles unos cuantos folios. Prefiero hablarles desde los sentimientos», confesó José Manuel Durão Barroso. Lo hizo en su última intervención ante el Parlamento Europeo como máximo responsable del Ejecutivo de Bruselas en un período en el que le ha tocado bailar con la más fea y cuya gestión ha sido, sobre todo la económica, muy discutida.

Muy consciente de ello y sabedor del legado que deja, decidió arrojar un poco de luz sobre el período «más crítico de la construcción europea desde la década de los 50». «Decir que Europa es el problema es una falta de respeto intelectual», censuró. «La crisis no se originó aquí e hicimos todo lo que estaba en nuestras manos para afrontar algo a lo que no estábamos preparados», recordó.