La noticia del día

Martes, 25 Noviembre 2014

Daniel ya no es invisible

Un joven de 22 años con síndrome de Down se convierte en el segundo entrenador del Oar Coruña, equipo de la Primera Estatal de balonmano

Los sábados no son un día más en la vida de Daniel González Pérez. Lejos de refugiarse en su hogar con sus lamentos y aislarse de la sociedad, este joven de 22 años, los convierte en su gran día. Ese en el que se hace visible durante unas horas y ejerce de segundo entrenador del Oar, histórico club coruñés de balonmano que milita en la Primera Estatal.

En solo dos años y medio se ha ganado un puesto en el cuerpo técnico del primer equipo de la entidad gallega. «Empezó con pequeñas colaboraciones, pero poco a poco se ha ido ganando la atribución de funciones. No es un regalo, es la recompensa a su buen hacer», expresa Pablo Aguirregabiria, primer técnico de la escuadra.

Unas atribuciones que van desde solicitar los tiempos muertos a intercambiar opiniones con el máximo responsable técnico o hacer de enlace entre la plantilla y Aguirregabiria.