La noticia del día

Viernes, 24 Marzo 2017

Buena parte de los jóvenes usan el móvil para chatear.

El alza de la violencia de hijos a padres coincide con la dependencia del móvil

La introducción del WhatsApp en el día a día del adolescente ha disparado el conflicto, dicen los mediadores

Los llantos o las pataletas no son una respuesta extraña para muchos padres cuando les quitan el smartphone a sus hijos para instarlos a centrar su atención en los estudios o para que interactúen con el resto de la familia. Fue lo que le ocurrió a la madre de Almería para la que el fiscal pedía nueve meses de cárcel por maltrato tras forcejear con su hijo de quince años para quitarle el móvil y obligarlo a estudiar. El juez acabó absolviéndola. 

Pero más allá del forcejeo o del llanto desmesurado ese tipo de reacciones pueden ser un indicador de una dependencia del móvil que, a su vez, puede explicar el incremento de los casos de violencia filio-parental (de hijos a padres). Además, los expertos en mediación constatan que el fenómeno se ha disparado desde el uso generalizado de aplicaciones como WhatsApp.

Un estudio realizado por el Hospital Saint Joan de Deu lo explica: «Al igual que en las adicciones a sustancias, aquellos que muestran un uso patológico de las nuevas tecnologías experimentan una abstinencia ante la privación; caracterizada por un estado de ánimo disfórico, irritabilidad e inquietud psicomotriz».

Nota importante: Si pinchas en el título de la noticia, se te abrirán los enlaces del Quién, Qué y Dónde, además de la propuesta de Actividades.