La noticia del día

Jueves, 07 Mayo 2015

Cristina Ruiz, con «Xena», y Elisenda Stewart, con «Fanto», ayer en A Coruña

Cristina Ruiz Vaz, instructora de lazarillos: «Los perros guía también se jubilan. No trabajan toda su vida»

Xena mira a un lado y a otro. Ha venido desde Boadilla del Monte hasta A Coruña para mostrar todo lo que ha aprendido en la escuela que la Fundación Once tiene en esa localidad madrileña. Porque esta pastor alemán con nombre de heroína de cómic tiene por delante el reto de convertirse en perro guía. Y en eso Cristina Ruiz Vaz le está echando una mano. Esta instructora de movilidad lleva veinticinco años trabajando en esa escuela. Ayer viajó a Galicia junto a su compañera Elisenda Stewart y su perro Fanto para mostrar de lo que son capaces estos animales. Galicia tiene en la actualidad 31 en activo.

-Lleva trabajando como adiestradora tantos años como los que cumple ahora la Fundación Once. Supongo que en todo ese tiempo han cambiado muchos las cosas en cuanto a la percepción que la sociedad tiene de estos animales.

-Sobre todo la concienciación de la gente sobre ellos. Desde el principio fueron muy bien acogidos, pero ahora son tratados con total normalidad. Son una tarjeta de bienvenida.

¿Cómo es el entrenamiento de un perro guía?

-Nacen en la escuela de Boadilla del Monte. Cuando los cachorros cumplen 50 días se llevan a una familia que los tiene en acogida durante un año. Ahí es donde son educados en aspectos fundamentales como no pedir comida en la mesa o no subirse al sofá. Estos hogares están en la comunidad de Madrid para que estén cerca de la escuela. Pasado ese periodo regresan a la escuela para empezar el entrenamiento.

Nota importante: Si pinchas en el título de la noticia, se te abrirán los enlaces del Quién, Qué y Dónde, además de la propuesta de Actividades