INTRODUCCIÓN

La tasa de desempleo en España es la más alta de toda la Unión Europea (en junio de 2012 alcanzó el 24,3 por ciento de la población), lo que significa que hay casi cinco millones de personas en paro. En estas circunstancias, el 26 por ciento de los menores viven en hogares por debajo del umbral de la pobreza. Los que tienen la suerte de no haberla notado a nivel familiar, la han visto reflejada en la televisión o escuchado en una conversación de adultos. Pero los niños no pueden estar al margen de una situación que afecta a toda la familia: implicarlos para encontrar soluciones y descubrir que vivir con menos es posible es mucho mejor que ignorar su inevitable inquietud.

1. LA NOTICIA

Los menores sufren especialmente la crisis en aquellas familias que han recortado gastos en alimentación, sanidad o material escolar

Efe

Madrid, 21 de mayo de 2012

El 26por cientode los menores -2.200.000 niños- viven en hogares que están por debajo del umbral de la pobreza, por lo que por primera vez se sitúan como el colectivo más pobre de España. Así se desprende del informe El impacto de la crisis en los niños que ha realizado Unicef España, un estudio que revela que ha aumentado el número de familias en situación de vulnerabilidad, y que destaca que en dos años ha crecido en 205.000 el número de niños que vive en hogares afectados por la pobreza.

«La pobreza tiene rostro de niño»

Destaca el informe que el número de hogares con niños con todos los miembros adultos sin trabajo ha crecido un 120por cientoentre el 2007 y el 2010, lo que según esta organización demuestra que el impacto de la crisis está siendo más fuerte en las familias con menores que en aquellos núcleos en los que no hay niños.

Además, los datos de Unicef España ponen de relieve que se ha intensificado la pobreza en aquellos hogares que ya padecían una situación de pobreza crónica.

«La pobreza tiene rostro de niño», ha señalado la directora de Unicef España, Paloma Escudero, quien ha alertado en la rueda de prensa de presentación del informe que los niños sufren la crisis especialmente en aquellos hogares que se han visto obligados a reducir sus gastos en productos de primera necesidad, como la alimentación, la atención médica o el material escolar.

Unicef reclama al Gobierno que ponga a los niños y a sus familias en el «núcleo de las decisiones políticas» para que pasen de ser «un colectivo invisible a un colectivo con futuro». «Hay más niños pobres y son más pobres», ha señalado la responsable de Unicef, quien ha explicado que la intensidad de la pobreza en España es muy alta.

España tiene el porcentaje de menores de 18 años que viven en hogares con pobreza alta (ingresos por debajo de unos 11.000 euros para cuatro miembros), más elevada de todos los países de la UE-15 y solo lo superan Rumanía y Bulgaria en la Europa de los 27, señala el informe. Además, la pobreza de los niños se está haciendo cada vez más persistente. Así, indica que el crecimiento de la pobreza crónica en la infancia entre el 2007 y el 2010 ha sido del 53 por ciento.

En los dos últimos años los niños encabezan el grupo de edad que es más pobre, superando al de los mayores de 65 años, que han descendido los niveles de riesgo de pobreza. Unicef lamenta la «debilidad de la protección del sistema público hacia los menores, que se ha visto acrecentada por la reducción de las ayudas y servicios públicos, especialmente a partir del 2010».

Señala que en numerosas comunidades se han producido reducciones de las ayudas, sobre todo en aquellas «que habían tenido una apuesta más ambiciosa por las familias». En este sentido, recuerda que en Cataluña se redujo en el 2011 un 74,6por cientoel presupuesto en ayudas a familias con niños, en Extremadura la ayuda por nacimiento de 6.600 euros hasta los 1.200 y en Cantabria se limitó la renta para percibir 100 euros mensuales durante los tres primeros años. «Los costes de no actuar ahora, no solo afectan a los niños y a las familias más vulnerables de forma inmediata, sino que comprometen el crecimiento y el bienestar de toda la sociedad a medio y largo plazo», ha advertido la directora de Unicef en España.

El informe también incluye el indicador que se utiliza en Europa para medir la pobreza y la exclusión social, AROPE, que eleva a un 29,8por cientode niños que estarían esa situación, lo que situaría a España en el puesto 20 de la UE.

La noticia en La Voz puedes consultarla aquí.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies