Pregunta: Aroa, 12 años, CEIP Condesa de Fenosa, O Barco de Valdeorras (Ourense). 

Responde: Cristóbal Ramírez Gómez. 

Todo tiene un nombre, Aroa, en gallego, español o suajili. Eso nos distingue a los seres humanos del resto de los animales (¡y por supuesto de los vegetales!). Imagínate el trabajo en una redacción de un periódico como La Voz de Galicia si todo, cada cosa, cada noticia, cada persona, no tuviera un nombre claro que lo diferenciara de lo demás. ¿Cómo íbamos a dar una noticia de una isla si no sabemos que se llama Islandia, o Groenlandia, o Cuba? Por lo tanto, el hombre ha puesto nombres a todo. Hasta a lo más pequeño que te puedas imaginar. ¡Ah! En mi caso concreto me llamo así porque mi padre se llamaba Cristóbal y quiso que yo heredase su nombre. Y ahora te voy a poner deberes yo a ti: ¿Puedes ver en un mapa esas islas que he citado?

Haz tu pregunta

10 + 14 =